domingo, 10 de febrero de 2013

Bebí de la noche unos recuerdos con regusto a tequila y soñé con un mundo que olía a inocencia perdida. La infancia se disipó entre el humo de la última calada, y los sueños se deshicieron en mil gotas que componen las oscuras calles mojadas. La noche se cernió sobre mí en un suspiro de madrugada, y la selva de alquitrán que se extendía ante mis ojos me engulló y transportó a un mundo repleto de lobos disfrazados de corderos. Intenté nadar por las turbias aguas negras, espesas y atrayentes, que diezmaban mis fuerzas y me hacían nadar con desesperación. Supliqué una ayuda y encontré unos dientes de sable. Necesité, por primera vez, aquella palabra llamada amor. 
Pero ni los lobos, ni la soledad de la noche lograron deshacerse de mi existencia ni apagar las brasas que quedaban de mí. Y un día, al llegar la primavera, decidí que era hora de resurgir. 
Contemos historias ahora que el calor deshiela aquel frío año de soledad, y juntémonos para caminar juntos, con la cabeza bien alta, sobre ésta selva despiadada. 
He tenido mil nombres y todos pertenecieron a distintas personas, ahora me podéis conocer como Marine Chinaski, eso es lo que soy ahora. 

5 comentarios:

  1. Jolin que pena... Pero todos pasamos por algo así... Y es horrible pero lo superamos. Nada sienta mejor que resurgir por fin, y sentir que lo has superado. Es una gratitud personal genial. Por eso a veces mientras nos sentimos fatal nos refugiamos en algo superficial como es la noche. Por suerte muchos nos damos cuenta y salimos adelante.
    Quería agradecerte también tu comentario y que me sigas en blog, bienvenida!!! Veo que no tienes ningún seguidor aún, que honor ser la primera!!! Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Ay! ¡Veo que tienes Twitter! Ahora cuando pueda me paso, ¡un saludo Marine! Y bienvenida por aquí.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario, y sí, soy yo la del foro. Me alegro que me hayas encontrado, porque así he podido encontrarte. No había leído nada tuyo, porque entro poco en el foro, poco tiempo y muchas cosas, pero me alegro de haberlo hecho aquí, porque realmente escribes genial. Siempre es un buen momento para resurgir de las cenizas, como el mismísimo Fénix, pero qué mejor época del año que el de las flores que adornan los campos.

    batidos
    de vainilla.

    ResponderEliminar
  4. Marine Chinaski suena muy bien. Adelante.

    ResponderEliminar