lunes, 10 de julio de 2017

cuántas veces habremos pisado los mismos adoquines sin saberlo

A veces me pregunto dónde estabas
en esos días de olor a vainilla
dónde los fondos eran verde humo
y las muñecas parecían un tablero de ajedrez.

Me lo pregunto cuando recuerdo las madrugadas
mojadas y gélidas
de aquel invierno que fue eterno
quizás te escondías entre las sombras
de calles que se negaban a dormir.

Pienso en los años de risas
fotos retocadas con mal gusto
brazos cubiertos de plástico
infancias abandonadas en la vereda.

Me pregunto dónde estabas
el verano en que me rompí en mil pedazos
un otoño perdido en el Merbellé
o el invierno en el que aprendí a crecer.

Un gemido de exclamación
¡pero tú de dónde has salido!
soy yo quién se lo pregunta
dónde estabas
dónde andabas escondido
dónde te habías perdido
antes del veintitrés.